Pérdida auditiva y aparatos auditivos

Las fiestas y reuniones entre familiares y amigos pueden resultar un gran momento para disfrutar, pero para muchas personas es un martirio en lugar de un momento para pasarlo bien, debido a que les cuesta escuchar las pláticas y sobretodo, entender lo que se les dice; por eso en esta ocasión hablaremos de la pérdida auditiva y aparatos auditivos.

Pérdida de audición

Uno de los primeros lugares donde las personas donde las personas pueden percatarse de que algo anda mal con su audición es en eventos sociales. Los lugares con sonidos ambientales como fiestas, cafeterías o simplemente en la calle, puede dificultar para algunas personas, entender lo que las demás dicen, a pesar de escuchar las palabras. Es cuando se puede pensar en la opción de utilizar aparatos de audición.

Los especialistas en audición declaran que es primordialmente la exposición a ruidos constantes durante toda una vida lo que hace que la gente pierda eventualmente la audición. (Te recomendamos: Jóvenes y pérdida de audición). Con el tiempo el mecanismo del oído se ve afectado por ruidos repetitivos.

La mayoría de la pérdida auditiva relacionada con la edad se debe a la presbiacusia, que es la pérdida progresiva de la capacidad para escuchar altas frecuencias, como las del habla. La presbiacusia se da gradualmente y generalmente una de cada tres personas que tienen 60 o más años, la presentan, y de entre las personas de 80 años y más, la mitad de ellos padece de pérdida auditiva.

La pérdida de audición usualmente está relacionada con el daño a las células ciliadas cocleares del oído interno que son las que envían señales eléctricas al nervio auditivo en el cerebro que es el que interpreta el sonido. Los médicos señalan que estas células que se utilizan para frecuencias más altas tienden a degenerarse primero.

Ayuda de aparatos auditivos

Con este tipo de pérdida auditiva, las vocales pueden volverse confusas y las voces agudas muy difíciles de escuchar. Muchas personas que han padecido pérdida auditiva desde los 40 años han optado por utilizar diferentes aparatos auditivos, que les han ayudado a desempeñarse adecuadamente en sus empleos sin ningún problema.

Básicamente hay tres tipos de pérdida auditiva: la conductiva, neurosensorial o una tercera que es la combinación de ambas, a continuación una breve explicación:

  • Pérdida auditiva conductiva. Ocurre cuando un sonido no es transferido adecuadamente del oído exterior al oído medio. Las causas pueden ser varias, como el cerumen (cerilla) impactado, fluidos de resfriados o ruptura de tímpano. La mayoría de estos síntomas pueden ser tratados médicamente o con cirugía, en ocasiones con implantes cocleares.
  • Pérdida auditiva neurosensorial. Esta es la pérdida más común e involucra el oído interno, sobretodo las células ciliadas. Muchas personas que padecen este tipo de pérdida auditiva se ven beneficiadas con los aparatos auditivos, cuyo principal objetivo es amplificar los sonidos. Los aparatos auditivos tienen tamaños variados, pueden ser ten pequeños que se colocan dentro del oído o un poco más grandes que se colocan en el canal del oído.

Donde comprar aparatos auditivos

Si esta interesado en adquirir algún aparato auditivo, le invitamos a que visite las diferentes secciones de nuestra página donde encontrará información variada sobre la audición y los aparatos auditivos.

Si quiere comprar aparatos auditivos, revise nuestro catálogo, para que observe la variedad de productos que tenemos para usted, eliga el que más se adapte a sus necesidades. Le recordamos que contamos con diversas formas de pago y envío a todo el país.

¿Te fue de utilidad este artículo? Califícalo

0 Replies to “Pérdida auditiva y aparatos auditivos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *