Pérdida Auditiva en Niños

Hola, en este artículo de noticias les quiero hablar de cómo los doctores determinan la pérdida auditiva en niños y cuáles son sus fundamentos para dar chico diagnostico y así usted entienda mejor.

perdida-auditiva-en-niños

Pérdida Auditiva en Niños

Para que un médico especialista (como un otorrinolaringólogo) decida que su pequeño necesita usar un aparato de audición primero necesita hacerle una serie de estudios que le permitan dar un diagnostico.

Sin embargo usted como padre de un niño con problemas de audición puede percatarse de que su hijo o hija no oye bien al presentar una serie de síntomas, así que si sospecha de esto en su casa puede comenzar a realizar algún tipo de prueba auditiva.

Hechos Sobre la Pérdida Auditiva en Niños

  • Los niños pueden someterse a pruebas auditivas a cualquier edad, incluso siendo bebés.
  • Hay muchos riesgos severos relacionados con la pérdida auditiva, incluyendo infecciones, enfermedades prematuras y síndromes.
  • La identificación temprana de pérdida auditiva permite una intervención efectiva, que permita al niño desarrollar sus habilidades del lenguaje y cognitivas.
  • Existen pruebas auditivas especiales para niños que no pueden cooperar normalmente para que se les efectúe una prueba, como son los bebés.
  • Los refuerzos audiométricos visuales y los juegos audiométricos son dos de los métodos de comportamiento usados para hacer la evaluación en los niños.
  • Una prueba de oído medio debe estar incluida para poder realizar un diagnostico.
  • Cuando la pérdida auditiva sea detectada, los niños deben ser canalizados con un otorrinolaringólogo para así determinar qué tipo de pérdida auditiva tiene sus hijo o hija.

Es importante que se familiarice con los tipos de pérdidas auditivas para que así pueda entender de qué manera puede ayudar a sus niños.

Ahora bien, es importante que sepa que es un mito el hecho de que los niños no se puedan someter a pruebas auditivas hasta los 5 o seis años, así que si su doctor le dice esto es mejor que vaya con otro.

Otro hecho más es que la tecnología de hoy en día permite mejorar la pérdida auditiva en niños, incluso desde que tienen unas cuantas horas de nacidos, de hecho los hospitales tienen la obligación de realizar este tipo de pruebas a los recién nacidos.

¿Por qué Hacer una Prueba Auditiva a un Niño?

Un niño al que no se le ha detectado pérdida auditiva no será capaz de desarrollarse normalmente en su habla, lenguaje y otras habilidades cognitivas (conocimientos, pensamientos y juicio), además su necesidad de aprender.

Los niños a los cuales no se les identifica la pérdida auditiva hasta los 2 o 3 años de edad sufren daños permanentes en sus habilidades de habla, lenguaje y aprendizaje.

Así que la identificación temprana de éste problema permite iniciar tratamientos y rehabilitación, donde el niño puede aprender de una forma normal sus habilidades del lenguaje entre otras intervenciones más.

Los rangos de pérdida auditiva que su pequeño o pequeña puede llegar a tener van desde pérdida auditiva media a pérdida auditiva profunda; es un error muy común que las personas crean que la pérdida auditiva sea sinónimo de sordera total. También otro error es pensar que si el niño o niña responde a los sonidos y las voces es que escucha bien.

Hay muchas gradaciones de pérdida auditiva que pueden pasar por cosas normales y asociarse a la distracción, así que es importante detectar las señales que los niños nos dan al presentar un problema de éste tipo y consultar a un audiólogo o mejor de los casos un otorrinolaringolo.

Por ejemplo, un caso común es que los niños que presentan problemas de pérdida auditiva tienden a desarrollar su habla y lenguaje a la mitad, es decir que no dicen las cosas completas. Un niño con un problema de éste tipo presentará distintas desventajas al aprender; con estos dos síntomas se puede comenzar a detectar un problema auditivo.

El estrés para un niño con problemas auditivos puede ser enorme, porque el pequeño o la pequeña no entiende por qué hay una constante presión en que entienda y aprenda ciertas cosas de cierto modo.

El grado de pérdida auditiva determina el impacto que tendrá el problema por su vida, sin embargo con una identificación temprana esto se puede reducir.

Causa, Factores y Riesgos de Pérdida Auditiva en Niños

Hay un gran número de factores de riesgo para los niños con pérdida auditiva, los indicadores más comunes en una prueba son:

  • Olvido del discurso
  • Frecuentes infecciones en el oído
  • Historial familiar con pérdida auditiva (ésta también se puede heredar)
  • Padecer algún síndrome asociado a la pérdida auditiva (Alport y Cruzon)
  • Enfermedades infecciosas como por ejemplo la meningitis.
  • Tratamientos médicos con efectos secundarios en pérdida auditiva
  • Pobre desarrollo en la escuela
  • Que se le hayan diagnosticado discapacidad de aprendizaje o algún desorden como autismo.

Las circunstancias que rodean al niño durante el embarazo de la madre y el nacimiento son asociadas también como consecuencia de un posible desorden auditivo. Así que si paso por los siguientes síntomas el niño debe realizar una prueba auditiva:

  1. Peso bajo (inferior a los 2 kilogramos) o nacimiento prematuro
  2. Ayuda para poder respirar incluso hasta 10 días después de nacido
  3. Puntuaciones de Apgar bajas (números asignados al nacer, que reflejan el estado de salud del recién nacido)
  4. Ictericia severa después del nacimiento
  5. Enfermedades maternas durante el embarazo

Algunos papás comienzan a sospechar de que hay un problema con sus hijos porque no responde con su nombre o generalmente pide que repitan frases o palabras.

Esperemos que esta información le sea de utilidad, es importante que primero vaya con el médico especialista antes de adquirir algún aparato auditivo, ya que no todos son ideales para el oído de un niño ni tampoco para el tipo de pérdida auditiva que presente.

Una vez que tenga su diagnostico puede comprar el aparato auditivo con nosotros.

¿Te fue de utilidad este artículo? Califícalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *