Grados de Sordera ¿Cuándo tratarse?

Cuando se tiene cierta pérdida de audición, lo mejor es tomar acción y hacer que un profesional clínico evalúe la situación para dar el mejor tratamiento. A este problema se le conoce como hipoacusia.

En este post de aparatosauditivos.com.mx te enumeramos los grados de sordera, así tendrás una noción de cuándo deberías tratarte.

 

¿Cómo se mide la pérdida auditiva?

El médico se ayudará de algunas pruebas sencillas como hablar en voz baja, susurrar, uso de otoscopio, etc., y, de ser necesario, recurrirá a la audiometría.

Esta última consiste en colocar al paciente unos audífonos para medir hasta qué punto su discapacidad auditiva le permite percibir los decibelios (dB): las unidades mínimas para escuchar sonidos. He aquí donde intervienen los distintos grados de sordera.

 

 

Audición normal
No se considera como una pérdida, más bien es el estado auditivo en el que el paciente puede percibir bien los sonidos. La persona puede oír por debajo de los 20 decibelios.

 

Hipoacusia leve

Como te puedes imaginar, este ya se considera como un grado de pérdida de audición. Aunque no es tan grave, se sabe que en esta hipoacusia el paciente puede oír las conversaciones, excepto cuando son en voz baja, a lo lejos o hay ciertos ruidos que impiden la comunicación.

En este grado la persona solo puede oír hasta en un rango a partir de los 21 dB y los 40 dB.

 

Hipoacusia moderada

En este caso la pérdida de audición se registra cuando el paciente puede oír en un rango que va desde los 41 dB y los 69 dB.

Aunque en esta etapa el afectado puede aún entender las conversaciones, debe esforzarse por escuchar lo que dicen los demás, incluso sin interferencias de otros ruidos.

Visita nuestro Blog de Aparatos Auditivos donde tenemos más artículos de interés sobre la sordera y sus posibles tratamientos.

 

Hipoacusia severa

Para este grado de sordera ya se requiere de un aparato auditivo potente, o bien, un implante para lograr entender las conversaciones de los demás.

En el “mejor” oído, la hipoacusia se registra entre los 70 dB y los 89 dB.

 

Hipoacusia profunda

Se puede considerar como la etapa más seria en pérdida gradual del oído.

En este caso el paciente necesita prácticamente leer los labios para entender las conversaciones. Si quiere comprender lo que los demás dicen, deberá de ayudarse de un implante, ya que es imprescindible para él.

 

Cofosis

Es la pérdida de audición total. Puede darse por diversas razones como la genética, traumatismo, exposición por largos ratos a ruidos fuertes, consumo de ciertas sustancias o medicamentos perjudiciales para el oído, etc. Incluso la diabetes como pérdida auditiva es otra causa.

Sin embargo, es muy bajo el porcentaje de personas que padecen este mal. Incluso para los que tienen este problema médico, hay un tratamiento dependiendo si su afectación es unilateral (un solo oído) o bilateral (ambos oídos). Pero eso sí, es importante que acudan con un especialista para que realice el diagnóstico y determine si hay posibilidad de tratamiento.

Será el médico quien te indique si ya es tiempo de tratar el problema con el uso de un implante. Por eso nosotros recomendamos que acudas a él en cuento empieces con los primeros problemas para oír. Recuerda que la pérdida de audición puede tener distintas causas, en ocasiones es común que esta se dé por un tapón de cerilla, pero insistimos en que vayas con un especialista.

 

Esperamos que esta información sobre pérdida auditiva te resulte útil, y que por fin decidas hacerte tu examen auditivo. En caso de que ya tengas una audiometría, te invitamos a que adquieras tu aparato auditivo, así que visita nuestra tienda en línea para que vuelvas a oír.

 

5 (100%) 11 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *